EL primer amor.

 




Recuerdo verte sentadito con tu sonrisa infantil, rulos amarillos, pecas traviesas, uniforme bien planchado y zapaticos negros pulidos.


Me encantaba tu sonrisa y tus locas ocurrencias.


Compartía mi Cocosette contigo y también el pan que con amor me llevaba mi mami a las 9:00 am, hora del receso.


Jugábamos la ere y el escondite, me encantaba que me buscarás detrás de los arbustos y al final del patio cerca de las paredes deterioradas del colegio.


Eras muy inteligente y la maestra orgullosa te felicitaba con mucha alegría.


Yo en cambio iba poco a poco, me daba pena pedirte ayuda en mis tareas sencillas.


Me entristecía sino te veía en la mañana, sabía que estabas enfermo o en alguna diligencia con tu mamá.


Una vez la maestra pregunto: - ¿Qué niño les gusta?

Recuerdo que te mire y estabas distraído. ¡No sé, si gustabas de mi!


Sólo sé que hace poco encontré un papel con letra infantil, donde te manifestaba mi amor.


Lo leí con ternura y lo volví a doblar, recordando con gran sentimiento mi primer amor.



Te invito a leer mi libro: "Descubre lo extraordinario en ti" 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi día perfecto

Buscando a Amílkar.